Lombricultura

Es la cría masiva, sistemática y controlada de lombrices, involucra procesos biológicos que aceleran la transformación y mineralización de un residuo orgánico como estiércol o desperdicios de comida, convirtiéndolos en abono.

La Lombriz Roja Californiana “Eisenia foetida” es la más utilizada, por su tolerancia a los factores ambientales (pH, temperatura, humedad) y alta reproducción.

El abono de las lombrices es el conjunto de sus excretas, llamado humus; tiene la misma apariencia y olor de la tierra negra y fresca, es un sustrato estabilizado de gran uniformidad, contenido nutrimental y con una excelente estructura física. Durante el proceso no se generan desperdicios, malos olores o atracción de organismos indeseables, además no requiere de equipos costosos, conocimientos profundos o controles estrictos.